Mi visita al Centro de Estudios del Genoma Humano

01/09/2018 01h54

Patricia Gorocito

 

Durante mi visita al Centro de Estudios del Genoma Humano de la Universidad de Sao Paulo me encuentro con la medicina del futuro y con la práctica del psicoanálisis en ese futuro que ya llegó. Mi sorpresa fue grande porque en este lugar no se trata de anunciar el psicoanálisis más allá del Edipo. Aquí se vive la experiencia de un psicoanálisis del siglo XXI.

La mayoría de los pacientes que asisten a la Clínica de Psicoanálisis tienen enfermedades neurológicas detectadas por estudios genéticos. Estos diagnósticos, muchas veces sorpresivos, son vividos por los pacientes y sus familiares como una noticia intempestiva, a veces casi un insulto otras una fatalidad. Un sino trágico ante el cual se resignan y sus familiares sienten compasión, un sufrimiento prêt-à-portercomo dice Jorge Forbes en su último y premiado libro Inconsciente y Responsabilidad – Psicoanálisis del siglo XXI (2012).

Ante semejante situación de desamparo psicológico frente a la infausta noticia, muchos pacientes se retiran de la vida y se preparan para lo peor. Frente a la confrontación con la falta, la castración, sabemos que cada sujeto manifiesta una respuesta absolutamente singular y es en esta instancia en la que interviene la Clínica de Psicoanálisis del Centro de Genoma Humano.

En este infinito espacio y tiempo que hay entre el genotipo (determinación) y el fenotipo (hacer con lo que hay) trabajan los psicoanalistas de IPLA dirigidos por Jorge Forbes. Ellos, igual que sus pacientes, se encuentran con lo imprevisto, lo inesperado, lo intempestivo. El analizante debe encontrar frente a la novedad de su situación un relato distinto.

Cuando un paciente va al analista lleva una novela familiar escrita, consistente y estable. Sostenido por un entorno que dice como se sufre y como se goza. Jorge Forbes propone desautorizar este modo de saber prêt-à-porter. La responsabilidad de los analistas de IPLA consiste en lograr que el paciente reescriba ese relato, que encuentre otro modo de decir.

La escena de lectura es provocada por un acontecimiento inesperado, en este caso, el diagnóstico de la enfermedad. Esta situación extemporánea que provoca conmoción en el paciente es puesta a trabajar por los analistas de IPLA como una oportunidad para reinventar una vida. La intervención del analista entonces es acompañar al paciente en este relato de iniciación que siempre es absolutamente singular.

Los psicoanalistas de IPLA, dirigidos por Jorge Forbes, intentan que los pacientes se impliquen desde su responsabilidad subjetiva frente al acontecimiento traumático de la enfermedad y recuperen de esta manera todo el poder que tienen como sujetos singulares que pueden decidir sobre lo novedoso y extraño de sus vidas.

Desautorizando las propuestas de la sociedad de cómo se debe responder al dolor mediante un modo padronizado de conducta, los psicoanalistas de IPLA logran que el sujeto se haga responsable de cómo enfrentar el dolor a partir de su propio deseo.

Agamben habla de una vida cualificada y no de calidad de vida. Forbes, en el libro mencionado, despliega y desarrolla esta diferencia entre vida cualificada y calidad de vida. En la vida cualificada se trata de que manera cada persona decide hacer frente a lo inesperado, sea bueno o malo y corresponde a la ética del psicoanálisis y la segunda corresponde a la moral de las psicoterapias.

Considero que este modo de abordar el sufrimiento humano y lo intempestivo de la existencia se puede trasladar al tratamiento de otras patologías.

Mi observación e intercambios con los analistas de IPLA dirigidos por Jorge Forbes y la doctora Mayana Zatz, autora del libro GENÉTICA – Elecciones que nuestros abuelos no hacían - (2011), me permite reflexionar sobre la posibilidad de extender esta experiencia pionera a Buenos Aires.

Se abre un horizonte nuevo de trabajo para genetistas y psicoanalistas desde una ética de la responsabilidad frente a los avances del nuevo paradigma de la tecnociencia que rige la subjetividad de época actual.

Espero que éste sea el comienzo de un proyecto conjunto entre la Universidad de Sao Paulo (USP) – Centro de Estudios del Genoma Humano y la Universidad de Buenos Aires (UBA) Facultad de Psicología – Cátedra Psicología Ética y Derechos Humanos I.

Patricia Gorocito é psicanalista e professora da Faculdade de Psicologia da Universidade de Buenos Aires, na Argentina